En Línea Directa: Tres Que Ven por Maryland

Ante la tensión migratoria, los representantes latinos proponen estrategias más agresivas que en el pasado

Por Maritza Gueler
El Tiempo Latino
31 de agosto del 2007

El lunes 27, el trío llegó armado. Los tres hispanos de Maryland, Joseline Peña Melnyk y Víctor Ramírez (D-Prince George’s) y Ana Sol Gutiérrez (D-Montgomery), representantes de la Cámara de Delegados, tienen varias batallas en común: la comunidad ante las medidas antiindocumentados, la divergencia entre sus propias filas y una ley de reforma postergada que los dejó aún más vulnerables.

Ese día habían sido invitados a participar en el primer programa de la nueva etapa de “Línea Directa”, el ciclo de temas comunitarios que se emite los sábados a las 6 pm por Telemundo Washington.

Previendo que al comienzo del próximo ciclo legislativo, en enero de 2008, la realidad se vuelva más dura, y ante la persistente falta de participación activa de parte de los hispanos, se plantean la necesidad de cambiar ciertas estrategias para hacer frente a la amenaza de nuevas propuestas anti-indocumentados.

“Creo que debemos prepararnos para que cuando llegue enero sepamos cuáles son las propuestas que vendrán y tenemos que saber cómo vamos a defender nuestro punto de vista”, comenta Ramírez, que en 2002 se convirtió en el primer hispano que ganó las elecciones en Prince George’s y es representante de barrios latinos como Langley Park y Hyattsville.

“Si bien los nuestros son sólo tres votos, tenemos amistades en la Asamblea y la idea no es estar separados sino buscar alianzas. Hay ciertas cosas que se pueden negociar”.

Sobre el tapete aparecen proyectos de ley sobre diferentes problemas como la ley de “Sólo inglés” que ya está apuntada para el próximo período legislativo. A eso se suma una serie de quejas en contra de la comunidad hispana relacionadas con normativas como las violaciones de las leyes de tránsito o de los códigos de vivienda, que muchas veces no se cumplen y generan reacciones adversas.

“Las leyes son muy claras”, afirma Sol Gutiérrez, que desde 2002 representa al Distrito 18. “Y si se establece que no puede haber más de cierto número de personas viviendo en un apartamento o en una casa, pues hay que cumplirlo”.

Los legisladores insisten en la necesidad de educar e informar a los ciudadanos, y en la importancia de tener un sentido más maduro del poder de la comunidad.

En el estado de Maryland hay cerca de 100 mil latinos que están en condiciones de hacerse ciudadanos y votar en las próximas elecciones. “Si se hacen ciudadanos, los políticos lo pensarán dos veces antes de aprobar una medida”, comenta Peña Melnyk, quien cuenta que es la primera delegada de color que logró representar al Distrito 21 en las elecciones de 2006.

“Usualmente el latino no coopera con las campañas. Y no sólo es importante que voten sino que apoyen a los candidatos hispanos para la Asamblea. Hacer una campaña electoral cuesta y cuando hay que recurrir al dinero de la industria, ya no estás tan libre”, agrega Peña Melnyk quien llegó a la Cámara sostenida mayormente por el voto afroamericano.

En el ambiente de tensión migratoria que se vive hoy, los tres legisladores coinciden en que este año se les presentarán muchas oportunidades, en especial por las alianzas entre los diferentes sectores, las que implican un intercambio de votos que pueden negociarse a favor de ciertas leyes que favorezcan a la comunidad latina.

“Si algo es fuerte entre nosotros son los números y el poder adquisitivo, y eso lo tenemos que hacer notar”, enfatiza Sol Gutiérrez.

Y agrega: “hacer un boicot, no significa no hacer cabildeo. Además, la gente no siente que cuando decide ir a un restaurante tiene la posibilidad de votar con su bolsillo. Esa es la razón por la cual el boicot es importante. Quizás sea la única oportunidad de estar unidos y de acoplarnos en un movimiento en contra de lo que está pasando”.

Los tres parecen estar de acuerdo.